Información sobre el cáncer de ovario

Aparato reproductor femenino

Los ovarios son una pareja de órganos que forman parte del sistema reproductivo femenino. Se ubican en la zona de la pelvis y tienen el tamaño parecido al de una almendra. Los ovarios se encargan de producir las hormonas estrógeno y progesterona, así como los óvulos.

Al igual que el resto de órganos del cuerpo humano, los ovarios están formados por distintos tipos de células. En situaciones normales, las células crecen y se dividen formando otras nuevas conforme el organismo va necesitándolas. Entonces las células viejas son sustituidas por las nuevas. Pero hay situaciones en las que este proceso se ve alterado, y aquellas que deberían morir no lo hacen, pero aún así el cuerpo fabrica nuevas. Como consecuencia se forman cúmulos celulares o tumores.

Hay dos clases de tumores: los benignos y los malignos. La diferencia entre ellos radica en la capacidad de sus células de invadir los órganos anexos y llegar a otras partes del cuerpo.

Un tumor maligno sí tiene esa capacidad. Es lo que se denomina cáncer. Las células cancerígenas, aparte de ser capaces de ocupar los órganos cercanos, pueden entrar en el sistema linfático y en la sangre, alcanzando a otros órganos y, una vez allí, reproducirse y formar más tumores malignos. Esto se conoce con el término de metástasis.

Las células que forman estos nuevos cúmulos celulares malignos tienen las mismas características que las que forman el tumor maligno original, o también llamado primario. Si, por ejemplo, las células tumorales de un cáncer de ovario llegan hasta el pulmón y allí forman un nuevo tumor, sus células serán iguales a las del cáncer de ovario. Entonces se denominaría metástasis pulmonar de un cáncer de ovario. No se consideraría como un cáncer de pulmón ni se trataría como tal, sino como cáncer de ovario. El tumor primario es el que dicta el tratamiento.

Dependiendo del origen celular, se pueden distinguir tres grupos de cáncer de ovario o tumores:

Germinales: su origen está en las células que producen los óvulos.

Del estroma: tienen su origen en las células del tejido conectivo, que son las mismas que producen las hormonas femeninas (estrógeno y progesterona).

Epitelial: es el más común (alrededor del 80% ). Tiene su origen en las células que cubren la superficie del ovario. Se conocen con el nombre de carcinomas. Dentro del tipo epitelial hay subtipos (seroso, mucinoso, endometroide o de células claras), pero todos se tratan de la misma manera.

Imprimir

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top