Efectos del vino tinto sobre la presión sanguínea

copa de vino

Científicos de la Universidad de Granada lo han confirmado: la ingesta de vino tinto tiene un efecto positivo para salud gracias a los efectos antioxidantes de sus polifenoles, que poseen, además, propiedades anticarcinogénicas y antiaterogénicas.

Gracias a un estudio llevado a cabo en ratas de laboratorio, han podido demostrar que el tratamiento crónico con epicatequina, un polifenol del vino tinto, reduce de forma evidente la presión sanguínea y mejora la disfunción endotelial. Han demostrado como un tipo de monómero muy abundante en el vino juega un papel muy importante a la hora de establecer esos efectos protectores de la mezcla, pues ese tipo de antioxidante, por sí solo ya ejerce unos efectos muy beneficiosos para la salud.

Hay que tener también en cuenta que la epicatequina está muy presente en el té verde y, sobre todo, en el chocolate. En esta investigación los científicos utilizaron ratas a las que se les quitó un riñón y una vez por semana recibían una dosis intramuscular de corticosteroide sintético.

Además a través del agua de bebida se les aplicaba sal, con lo que intentaban provocar hipertensión en estos animales. El tratamiento crónico con Epicatequina, a dosis algo más altas de las que normalmente se pueden percibir de forma natural, se observó que se prevenía la hipertensión a pesar de estar tomando dosis altas de sal, que como decíamos se les estaba suministrando a través del agua que tomaban durante el día.

Esta investigación corrobora lo que muchos otros científicos y médicos vienen aconsejando: una copa de vino tomada en las comidas beneficia a nuestro organismo. Bien es cierto que, según este estudio, si el vino es tinto mucho mejor porque nos ayudará a compensar la posible hipertensión que pudiéramos sufrir o padecer a los largo de nuestra vida.

Sin embargo, no debemos olvidar que como todo la moderación es otro de los elementos importantes en la salud. Todo aquello que nos puede beneficiar debe ser consumido en cantidades moderadas y equilibradas, de tal forma que una copa pequeña de vino en la comida es beneficiosa. Sin embargo, si esa cantidad se aumenta sus beneficios serán mucho menores que las consecuencias negativas que nos puedan acarrear.

Imprimir

Tags:

1 comentario

Comments RSS

  1. jhon andre dice:

    jajaja lo nececitaba mucho grasias
    grasias se los agradesco

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top