Los beneficios de la Achicoria

La medicina tradicional desconfía de las plantas medicinales y, sin embargo, ellas nos regalan todo su poder sin recurrir a químicos y laboratorios. Dentro de este universo se encuentra la Achicoria, también conocida como Amargón, Husillo o Radicha.

La Achicoria es una planta que podemos encontrar en todas partes, y su consumo está recomendado en tanto que hablamos de una de las que poseen mayores virtudes para la salud. De ella podemos decir que es una planta perenne que pertenece a la familia de las compuestas y que alcanza unos 60 cm. de altura, con tallos rectos y flores de color azul.

Sin embargo, quienes la han probado sólo hablarán de su sabor amargo, el gran sello distintivo de la Achicoria. Quizá por eso, algunos renieguen de ella, un pequeño error cotidiano fácil de superar pues de alguna manera su consumo es una cuestión de costumbre. Finalmente, uno se anima a esa pequeña amargura inicial para terminar disfrutándola en ensaladas y otros platos.

La Achicoria se cultiva en zonas templadas de Europa y América, aunque también es común encontrarla en terrenos secos. Sólo se consumen las hojas y la raíz y entre sus componentes se incluyen la inulina, lactucina, lactucopricina, aminoácidos, fibras y minerales como potasio, calcio, hierro, fósforo, magnesio y fósforo.

Quienes se inclinan por la medicina alternativa recomiendan el consumo de Achicoria pues favorece el funcionamiento del aparato digestivo. Es precisamente la presencia amarga la que provoca la estimulación de la mayor parte de los órganos del aparato digestivo. Por un lado, la Achicoria funciona a modo de tónico en el estómago, favoreciendo la digestión gracias al aumento de la secreción de los jugos gástricos. Por otra parte, abre el apetito, razón por la cual es recomendada para tratar enfermedades como la anorexia.

En el caso del hígado, lo activa y descongestiona al tiempo que actúa sobre la secreción de la bilis que incide en la digestión de las grasas y es beneficiosa en casos de insuficiencia biliar. Sus efectos depurativos son famosos en el universo de las plantas medicinales pues actúa como diurético natural y como laxante, activando el intestino. Una taza de achicoria por las mañanas es ideal para el estreñimiento.

Para terminar, debemos tener en cuenta que la Achicoria es rica en hierro, por lo que es ideal para tratar la anemia. También favorece la circulación sanguínea y la presencia de inulina baja la tensión arterial.

Y por si faltara algo, hay una receta casi desconocida pero efectiva: si cocinas la Achicoria en 1 litro de agua durante 12 minutos puedes desinflamar los testículos.

Foto Vía: plantasymedicina.info

Imprimir

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top