Qué beber para aliviar la gripe y el resfriado

bebida caliente contra la gripe

Estornudos, mucosidades, dolor de cabeza, fiebre, malestar general… Con estos síntomas anuncian la gripe y el resfriado su llegada. Gran parte de la población, antes de acudir al médico, prueba suerte con algún remedio casero. Leche con miel, miel con limón, tisanas, baños de vapor de eucalipto…

Lo cierto es que echamos mano de lo que tenemos cerca para aliviar las molestias producidas por estas enfermedades. Y, en la mayoría de los casos, solemos injerir algún brebaje caliente. ¿Por qué? ¿Cuál es el objetivo? ¿Combatir el frío o reducir los síntomas? Y lo más importante, ¿realmente funciona este remedio?

Aunque parezca mentira, ni la ciencia ni la medicina se habían preocupado en absoluto por este tema. De hecho, hasta hace poco, no existía ningún estudio científico sobre los efectos de tomar una bebida caliente en procesos gripales. Y decimos hasta hace poco porque, al fin, un grupo de investigadores de la Universidad de Cardiff han decidido estudiar el asunto.

Según el estudio, publicado por la prestigiosa revista Rhinology, una bebida caliente no sólo reduce los síntomas del resfriado común y la gripe (inclusive el cansancio), sino que también reduce los escalofríos que acompañan a estas dolencias. Estamos, pues, ante un remedio eficaz, barato y seguro para sentirnos mejor en épocas de gripe y resfriado.

Los científicos involucrados en el proyecto experimentaron con varias bebidas calientes para ver si en verdad influían en casos de gripe o resfriado o si estábamos ante una extendida creencia popular. Después, repitieron el mismo experimento con las mismas bebidas pero, esta vez, a temperatura ambiente. De este modo, los científicos demostraron que, efectivamente, que la bebida esté a una temperatura alta es esencial para que el popular remedio surja efecto.

Ahora ya lo sabemos. La próxima vez que nos suba la fiebre, estornudemos, tosamos y sintamos malestar general, sabremos que, al estar bebiendo algo caliente, estamos ayudando a nuestro cuerpo a combatir estos molestos síntomas, sin que esto excluya la visita al médico de cabecera para que valore la situación del enfermo.

Lee ahora:

Imprimir

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top