Aceite de onagra, propiedades y beneficios

aceite de onagra

El aceite de onagra se consigue de una planta llamada onagra prímula. Una planta de origen norteamericano que fue introducida en Europa a principios del siglo XVII y cuya primera finalidad era ornamental. Poco a poco, a lo largo de los siglos, se fueron conociendo los beneficios que esta sustancia podía producir en el organismo del hombre.

Este aceite es rico en ácidos grasos esenciales poliinsaturados como el ácido linoleico y el ácido gamma-linolénico, ambos incluidos en la serie de ácidos Omega 6. Estos ácidos se caracterizan por ser precursores de diversos mediadores celulares, que resultan a su vez indispensables para el correcto funcionamiento de las células de nuestro organismo, el desarrollo hormonal, los procesos de coagulación o el desarrollo del sistema nervioso, entre otros.

La lista de propiedades de este aceite es realmente extensa:

– Para empezar ayuda a la mujer a contrarrestar el síndrome premenstrual, suavizando así la inflamación de zonas como las mamas, evitando la retención de líquidos y mejorando la sensación de cansancio en general.

– También puede ser beneficioso para evitar enfermedades cardíacas, trastornos vasculares o hipertensión; y es que la onagra es capaz de reducir los niveles altos de colesterol impidiendo así que se formen coágulos y reduciendo la hipertensión gracias a su acción vasodilatadora. Además, puede prevenir trombos a nivel cerebral o cardíaco.

– La onagra es utilizada a su vez para tratar algunos problemas de la piel tales como la psoriasis. Además, fortalece pelo y uñas, siendo muy beneficioso para problemas como la caspa o la alopecia.

– En enfermedades como la diabetes, se ha posicionado como un buen apoyo para los tratamientos indicados. Ayuda a mantener los niveles de insulina estables, además, previene algunos efectos secundarios de estas enfermedades en el sistema nervioso, como puedan ser el entumecimiento de ciertos miembros.

– En los pacientes con esclerosis múltiple, la onagra actúa estimulando los linfocitos T, detiene el agregado de plaquetas y regula y normaliza la conducción nerviosa.

– Este aceite también es beneficioso para la mucosa digestiva, pues la protege. Así pues, actúa como un buen protector de estómago.

– En los problemas de alcoholismo, ejerce una función positiva ante el síndrome de abstinencia, protegiendo a su vez el hígado contra los efectos negativos del alcohol.

Estos son sólo algunos de los beneficios que se le han atribuido al aceite de onagra. La lista es realmente amplia, y aunque muchos aseguran que no hay pruebas suficientes para atribuirle todos estos beneficios, lo cierto es que muchas de las personas que han tomado esta sustancia han asegurado notar mejoría en sus patologías previas.

Imprimir

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top