Tipos de Té y sus propiedades

te

Podemos decir que el té es una de las bebidas más populares del mundo. Esta bebida es consumida en  cualquier país y región, siendo además un complemento perfecto para determinadas dietas; y es que el té, en todas sus variedades, cuenta con propiedades realmente interesantes y beneficiosas para nuestro organismo.

Cabe destacar que todas las clases de té vienen de la misma planta, la Camellia Sinensis. La diferencia entre cada una de ellas es simplemente el tratamiento que reciben.

  • Té verde

El té verde destaca por no ser un té fermentado, algo que hace que mantenga sus componentes naturales prácticamente intactos. Esto lo convierte en el más saludable de todos, pues cuenta con un sinfín de antioxidantes, además de ser un complemento ideal para perder peso de forma natural.

Es capaz, a su vez, de mejorar la función celular del organismo. Asimismo, es un té rico en minerales, sodio, flúor y vitamina A, B y C, con lo que nuestro sistema inmunitario se verá reforzado frente a virus o infecciones.

  • Té negro

Es el más popular de todos. Es el té más consumido, pero además, cuenta con bastantes propiedades, si bien es cierto que otros como el té verde son más beneficiosos para la salud. El té negro es un gran estimulante del sistema nervioso central, por este motivo es conocido en ocasiones como té de desayuno, pues es el que más despeja y consigue un estado de alerta mental.

Puede reducir los ataques cardíacos, prevenir enfermedades como el Parkinson o incluso atenuar la arteriosclerosis. Además de poseer un fuerte efecto diurético, el té negro es un potente antioxidante debido a su contenido en polifenoles. Además, ayuda a prevenir de la caries dental.

Si eres consumidor habitual de Té negro, debes saber que cuenta con algún que otro efecto negativo. Por ejemplo, impide la absorción de hierro por el organismo. Esto puede evitarse tomándolo una hora antes y una hora después de ingerir alimentos.

  • Té blanco

El té blanco es conocido en ocasiones como el elixir de la juventud. Es el más delicioso y refinado, pues se elabora con los brotes más tiernos y jóvenes de la planta antes mencionada. Por tanto, es un té que cuenta con toda la energía de la planta. Podemos decir que estamos ante uno de los antioxidantes más potentes del mundo natural, debido principalmente a su altísimo contenido en vitaminas como la E y C.

Es muy similar en propiedades al té verde, pero cuenta con menos teína (aproximadamente la mitad) por lo que se recomienda a las personas más nerviosas. Además, es un excelente aliado contra las enfermedades cardiovasculares, pues baja el nivel de colesterol y triglicéridos.

  • Té rojo

Originario de la provincia china de Yunnan, este rojo es conocido como “Té de los Emperadores”. Esto es debido a que antiguamente su consumo estaba prohibido, siendo sólo probado por los Emperadores. Es un potente quemador de grasa. Así, con 3 tazas al día lograremos controlar los niveles de colesterol y de grasa en nuestra sangre.

Además, también cuenta con propiedades diuréticas y consigue que nuestras digestiones sean mucho más livianas.

  • Té azul

Por último encontramos el té azul, un té entre el verde y negro que cuenta con un sinfín de propiedades como un gran poder antioxidante, beneficioso para el sistema inmunológico, rico en vitaminas y minerales, beneficioso para reducir la tensión arterial y excelente regulador del colesterol malo.

Además, cuenta con propiedades rejuvenecedoras y es capaz de favorecer el buen funcionamiento de los pulmones, así como de reducir los niveles de azúcar en nuestra sangre.

Foto vía:  salud180.com

Imprimir

Tags: ,

1 comentario

Comments RSS

  1. BebiendoTe dice:

    Buen artículo! Cada vez se encuentran más beneficios para la salud para cada uno de los tipos de té.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top