Las fresas y su efecto sobre el colesterol malo

fresas reducen colesterol

Comer sano es la mejor de las armas para luchar contra el colesterol malo. No obstante, siempre hay alimentos que nos ayudan un poco más en esta cruzada, como por ejemplo los pescados azules. Ahora, un nuevo estudio realizado por la Universidad Politécnica delle Marche, Italia, y las universidades de Salamanca y Granada, aseguran que las fresas nos ayudan a reducir el colesterol de manera bastante significativa.

El estudio se realizó con 23 voluntarios, los cuales vieron afectada su dieta con el incremento de 500 gramos de fresas diarias. Los especialistas publicaron los resultados de la investigación en el Journal of Nutritional Biochemistry, en los que aseguraban que los niveles de lipoproteínas de baja densidad (LDL o colesterol malo) así como los triglicéridos habían descendido considerablemente un 8,78%, 13,72% y 20,80% respectivamente. Además, también aseguraban que el colesterol bueno o HDL, no había sido alterado lo más mínimo, algo bastante significativo.

Estas no fueron las únicas mejoras que experimentaron los voluntarios que se sometieron a este estudio; y es que la publicación también revelaba que los 23 voluntarios habían notado mejoras en el perfil general de los lípidos en el plasma, los biomarcadores antioxidantes, las defensas antihemolíticas y la función plaquetaria. Sin duda, unas mejoras bastantes completas.

Lo más interesante del estudio es que 15 días después de que se terminara el tratamiento con 500 gramos de fresas diarios, absolutamente todos los parámetros volvieron a sus valores iniciales.

El director del trabajo e investigador de la UNIVPM, Sinc Maurizio Battino, declaró en varias entrevistas que aún no han descubierto el compuesto de las fresas que hace posible estos efectos tan beneficiosos. Aun así, todos parecen coincidir en que las antocianinas tienen bastantes papeletas, es decir, los pigmentos vegetales que les dan el color rojo.

Si ya has incluido las fresas en tu lista de la compra semanal, perfecto. Si aún no estás del todo convencido, quizá deberías saber que estas fresas también son capaces de protegernos contra la radiación ultravioleta, reduce los daños que produce el alcohol en la mucosa gástrica, fortalece los eritrocitos o glóbulos rojos y mejora la capacidad antioxidante de la sangre. Sin duda, estamos ante un alimento completamente recomendable en nuestro día a día.

Imprimir

Tags: , ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top