Oligospermia, causas y consecuencias

Oligospermia

La principal causa de infertilidad masculina, que se caracteriza por una cantidad muy baja de espermatozoides, se denomina oligospermia.

Hay que empezar recordando que normalmente en cada eyaculación se expulsan entre 60 y 100 millones de espermatozoides. Durante el viaje hacia el interior femenino, una gran cantidad de estos espermatozoides mueren por las secreciones vaginales en los primeros momentos. El resto, los que consiguen ir más allá, caen generalmente en las trompas de Falopio. De hecho, sólo uno de ellos alcanzará la deseada meta, el óvulo.

Por ello, un hombre que sufra de oligospermia, es decir, baja cantidad de espermatozoides, encontrará más dificultades a la hora de tener un hijo. La cantidad de espermatozoides se puede ver afectada por una gran cantidad de factores, casi todos ellos relacionados con el estilo de vida de cada hombre, así como factores de salud y hasta medio ambientales.

Algunos de estos factores que influyen en la oligospermia son los siguientes:

– Alcohol

Ser propenso al alcohol puede afectar a la cantidad y a la calidad del esperma. Puede provocar en el hombre niveles bajos de testosterona y contribuir a la impotencia. Un estudio de investigación a este respecto, llevado a cabo en Finlandia, demostró que el consumo moderado de alcohol puede matar a algunas células protectoras de los espermatozoides en los testículos y provocar la aparición de formas anormales de espermatozoides.

Los espermatozoides de forma normal tienen la apariencia de un renacuajo, con cabeza ovalada y cola larga. Un espermatozoide anormal puede tener dos colas y una cabeza de forma cónica, torcida o inusualmente grande o pequeña. Cualquiera de estas anomalías puede provocar que el espermatozoide no pueda penetrar en la superficie del huevo, y por lo tanto no pueda unirse al óvulo de la mujer.

– Tabaco

El tabaco reduce significativamente la movilidad de los espermatozoides, y reduce su cantidad aproximadamente en un 15-20 por ciento. Los hombres que fuman tienen menos espermatozoides que los que no fuman, además de contar con un movimiento de los espermatozoides anormal, con el consiguiente aumento de las anomalías en los espermas.

Estos dos factores pueden reducir drásticamente las posibilidades de una pareja a la hora de tener un hijo. El alcohol y el tabaco son las dos principales causas de la oligospermia, es decir, la infertilidad masculina. Si realmente queréis tener la seguridad de tener un hijo, tratar por todos los medios de evitar estos factores de riesgo.

Imprimir

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top