Ventajas y desventajas del parto natural

parto natural

El parto natural vuelve a estar de moda. Cada vez son las mamás que se atreven con este tipo de partos, sin medicación para el dolor, una opción que permite controlar mucho más el cuerpo siendo así una parte activa en este momento tan especial. Sin duda, este tipo de partos naturales cuentan con bastantes ventajas que consiguen convencer a las futuras madres. No obstante también cuenta con alguna que otra desventaja.

Desde el punto de vista de las ventajas, para empezar, el parto natural utiliza técnicas no invasivas. Esto significa que el daño que sufrirá la madre y el bebé será mínimo. Además, psicológicamente está comprobado que muchas mujeres que se someten a este tipo de técnicas siente mucha más fortaleza. Aunque lidien con el dolor, sienten que están realizando la mayoría del trabajo, algo que sin duda alguna gratifica muchísimo.

Por otra parte, en este tipo de partos, la madre no perderá en ningún momento la sensibilidad corporal ni la conciencia. Permanecerá despierta durante todo lo que dure el proceso, siendo así mucho más fácil los movimientos, pudiendo cambiar de posición y encontrar así la que más cómoda le haga sentir.

Aunque siempre hay excepciones. Por norma general no habrá que suministrar fluidos por vía intravenosa. Además no estaremos controladas a máquinas para controlar a los bebés, por lo tanto, el movimiento será siempre más fácil. Si quieres andar podrás andar, si quieres usar el W.C. podrás hacerlo también. Las probabilidades de necesitar Pitocina, que se usen herramientas como ventosas o fórceps o que se introduzcan catéteres por la vejiga, disminuyen considerablemente en comparación con las mujeres que reciben la anestesia epidural.

En cuanto a las desventajas, la más importante a tener en cuenta es que los partos naturales no eliminan el dolor. Si no estamos preparadas para sufrir estos dolores, que pueden ser agudos incluso con las técnicas de relajación, quizá sea mejor optar por otro tipo de partos.

Finalmente, cabe destacar que este tipo de partos no está indicado para las madres que tengan un embarazo con complicaciones. En estos casos, los mismos médicos recomendarán a la futura pareja que opten por otro tipo de parto.

Imprimir

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top