Fobias en las relaciones de pareja

Fobias sexuales

Lo que conocemos como Fobia es un miedo irracional que se apodera de quien la sufre sin que exista realmente un motivo para ello. Sufrir a causa de una fobia puede convertirse en algo verdaderamente desagradable, sobre todo si los que te rodean no llegan a comprender tu situación y llegan incluso a sentir malestar al estar junto a ti.

Todos hemos oído hablar de alguna que otra fobia, como la Claustrofobia o miedo a estar en un lugar cerrado, o la Agorafobia o miedo a estar en sitios abiertos como plazas o avenidas, por ejemplo. En el ámbito de la sexualidad también pueden surgir una serie de fobias que pueden dificultar en gran medida las relaciones de pareja e incluso llevarlas al fracaso. Estas llamadas “Fobias sexuales” son más frecuentes de lo suele creerse y no siempre son fáciles de identificar, pues suelen esconderse tras un muro de vergüenza y silencio.

Este tipo de fobias suelen aparecer en torno a los veinte años, edad promedio en la que los jóvenes se adentran plenamente en la práctica sexual, y el miedo a hablar sobre ello con la pareja o con quien pueda ayudarnos es un obstáculo que no todos se atreven a saltar. Ahora bien, fobia e inseguridad no es lo mismo. El miedo a no estar altura en el terreno amoroso suele solucionarse con una buena comunicación. El padecimiento de una fobia suele requerir la intervención de un especialista en el tema, es decir, de un psicólogo o incluso de un psiquiatra.

Para que veas algunos ejemplos, aquí te dejamos la siguiente lista:

  • Agrafobia: Miedo a ser víctima de abuso sexual.
  • Erotofobia: Sensación de malestar al hablar sobre temas relacionados con el sexo. Se suele incluso evitar posibles acercamientos románticos.
  • Eurotofobia: Sensación de imposibilidad de mirar hacia los genitales femeninos.
  • Falofobia: Temor ante la idea de ver o tocar el órgano sexual masculino.
  • Genofobia: Terror a la simple idea de practicar sexo.
  • Itifalofobia o Medortofobia: Terror a tener una erección. Evitan cualquier estímulo que pueda resultar excitante.
  • Medomalacufobia: Pánico a la pérdida de la erección.
  • Parafobia: Miedo a las perversiones sexuales.

Si quieres conocer otras fobias, puedes leer sobre ellas en: “Las fobias más comunes“.

Imprimir

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top