Estimular la testosterona de forma natural

Testosterona alta y baja

La Testosterona es una hormona de tipo esteroide que se encuentra tanto en hombres como en mujeres, pero que es en mayor cantidad producida en los testículos, los cuales forman parte del aparato reproductor masculino. Esta hormona participa, entre otras cosas, en el desarrollo muscular y en el vello corporal característico de los varones, y en la síntesis de las proteínas consumidas.

Por tanto, la disminución de su producción conlleva pérdida progresiva de la masa muscular, sensación constante de cansancio, tendencia a la depresión y caída del deseo sexual acompañada, generalmente, de disfunciones en la erección. Son muchos los que acuden al consumo de hormonas sintéticas, sobre todo aquellos que buscan aumentar su masa muscular con mayor rapidez, sin pararse a pensar en los riesgos, en las consecuencias colaterales que pueda conllevar.

Para ellos existe un camino alternativo, el de las vías naturales que permiten aumentar el nivel hormonal, en concreto el de la Testosterona. Por ejemplo, hacer ejercicio de forma regular y llevar una vida sana en cuanto a alimentación y costumbres son, por supuesto, las sólida bases sobre las cuales la salud se mantiene en buenas condiciones a pesar del paso del tiempo. Y esto implica también un correcto funcionamiento de nuestro sistema hormonal.

Veamos ahora unos consejos a seguir y que te serán muy útiles para estimular dicho sistema:

Consume proteínas a diario pues así liberarás mayor cantidad de Testosterona. Por otra parte, reduce el consumo de alimentos como el pan, la pasta o las papas, alimentos ricos en hidratos de carbono que contribuyen a disminuir, tras una serie de procesos, el nivel en tu organismo de la hormona masculina. En cuanto a la grasa, no hay que consumir menos, sino consumir la que es sana, las del tipo omega-3.

– Agrega zinc y vitamina C a tu dieta, pero consulta primero con un especialista para que te aconseje sobre la dosis adecuada diaria. La vitamina C, por ejemplo, es mejor mantenerla a raya y no tomar más de lo debido.

– Ponte en marcha y haz entre 45 y 60 minutos de ejercicio diario, pero no te excedas o el efecto será contraproducente para ti. El exceso de ejercicio puede hacer disminuir también la producción de la Testosterona.

Evita en lo posible el estrés y regálate momentos de relax. Intenta siempre buscar el lado positivo de cuanto tengas ante ti y tu organismo te lo agradecerá.

– Y algo importantísimo… No olvides beber al menos dos litros de agua al día. Si esto te parece mucho, por lo menos intenta que sea un litro y medio.

Estos consejos son tanto útiles para ellos como para ellas. Aunque el cuerpo de la mujer necesite menos cantidad de esta hormona, lo cierto es que si disminuye el nivel necesario en su organismo, ella se sentirá deprimida, cansada y con la libido baja.

Imprimir

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top