Diverticulitis, la importancia de un colon saludable

Colon

El colon es una de las tres partes en las que se divide el intestino grueso, junto con el ciego (entrada) y recto (salida). Sus funciones principales son la absorción de agua ( más del 90% del líquido que entra), y la eliminación de los productos de desecho producidos por el cuerpo. Normalmente el colon recibe diariamente, a través del intestino delgado, unos 3 ó 4 litros de agua, compuesta por los jugos biliares, los jugos de la digestión y los alimentos ingeridos.

Para ayudar en el proceso digestivo, cerca de unos 60 tipos de flora intestinal (bacterias beneficiosas), tienen la finalidad de crear nutrientes para el organismo, así como la de impedir el crecimiento descontrolado de las bacterias no saludables y así conseguir el equilibrio del PH.

Cuando este proceso es más lento de lo normal ( por norma general se realiza durante las primeras 12 horas), el intestino comienza a acumular sustancias tóxicas que pueden reabsorberse e ir a parar al torrente sanguíneo, contaminando otros tejidos y órganos del cuerpo.

Esto puede originar irritación de la mucosa digestiva, cansancio, aparición de erupciones en la piel y, en caso más graves, la aparición de una patología denominada diverticulitis. Esta condición en las que un divertículo (bolsa o protuberancia que aparece en el tracto intestinal, sobre todo en la porción del colon), se inflama o se rompe, pudiendo pasar las heces al abdomen.

Con el fin de eliminar este tipo de trastorno del tránsito intestinal, se suelen indicar dietas estrictas y específicas para desintoxicar el colon y permitir una correcta evacuación. En caso de que el individuo presente alguna enfermedad importante, debe consultar antes al médico para evitar riesgos en su salud.

Para conseguir que el resultado de estos productos ( si pueden ser naturales, mucho mejor) sea positivo, hay que tener en cuenta el estado y salud del aparato digestivo y la cantidad de líquido que se ingiere a lo largo del día.

En resumen, el cuidado del colon es vital para estar y sentirse sano. Un estilo de vida saludable es, sin duda, el mejor modo de mantener un tracto digestivo sano. Con ello ganaremos un buen estado de la piel, las mucosas y un estado de ánimo positivo.

Print Friendly, PDF & Email



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top