Resistencia a los antibióticos, amenaza para la salud

antibióticos

La resistencia a los antibióticos es una creciente amenaza que los médicos están observando en las consultas. A medida que los virus, bacterias y otros elementos patógenos reaccionan contra los medicamentos, se hace cada vez más complicado poder atajar multitud de síntomas y enfermedades que, antes con los antibióticos, se paraban de forma inmediata.

En los últimos años han surgido un número significativo de patrones resistentes a los medicamentos, una cantidad de situaciones que se escapan de las manos de los especialistas en la salud y que requieren medidas urgentes. Están alertando a la sociedad de la incapacidad, en muchas más ocasiones de las deseables, de poder combatir mediante estos medicamentos multitud de infecciones que, hasta ahora, eran fácilmente controladas.

Entre los ejemplos más llamativos resalta la resistencia antimicrobiana, un problema de grandes dimensiones, en el sureste de Asia con los activos a utilizar para tratar la Malaria causada por el Plasmodium Falciparum , el más peligroso de los parásitos que provoca esta enfermedad. También con la pandemia de influencia H1N1 puso a prueba la resistencia de la enfermedad, en algunos casos, al medicamento Oseltamivir , uno de los dos antivirales utilizados para tratar la enfermedad.

Otros casos llamativos son en Estados Unidos donde las autoridades han mostrado su preocupación ante el aumento de casos de Staphylococcus Aureus resistente, en los últimos tiempos, a la Meticilina, así como casos de la Neumonía Klebsiella , que antes era vista en un número muy reducido en los hospitales y que actualmente ahora se tiene conocimiento, por parte de las autoridades sanitarias norteamericanas, de su existencia en al menos 36 Estados.

La Gonorrea es otra de las enfermedades que las autoridades alertan de que pueda estar sufriendo cierto rechazo y resistencia a Cephalosporins, el único antibiótico que actualmente recomiendan para tratar esta infección de transmisión sexual.  La resistencia a los antibióticos supones, además, un alto coste para las arcas sanitarias, debido a que estas enfermedades que muestran más resistencia a su curación provocan que las estancias en los hospitales se alarguen.

Print Friendly, PDF & Email



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top