Efectos del estrés y la depresión durante el embarazo

embarazada

Sabemos que el estrés no es bueno para nada, pero si somos mujer y estamos embarazadas, además corremos el riesgo de que nuestro bebé venga al mundo con una herencia nada apropiada para su futura vida: la hiperactividad.

Las madres que durante los nueve meses de gestación han padecido depresión, o han pasado parte del embarazo sometidas a situaciones de estrés o nerviosismo continuado, corren un mayor riesgo de tener hijos aquejados por el trastorno conocido como hiperactividad y déficit de atención: serán niños con baja capacidad de atención en el colegio, estarán continuamente moviéndose, no harán caso a sus obligaciones ni en casa ni en las clases, serán muy nerviosos, suelen también tener trastornos con la comida, con el sueño.

Aunque estos desajustes, conocidos como hiperactividad, dependen de un elemento hereditario, los científicos creen que la ansiedad prenatal puede ayudar a que las posibilidades de su padecimiento aumente en un 15% de los casos de niños que están afectados por este desajuste.

Al parecer las hormonas del estrés en el útero dificultan el paso normal de las neuronas entre los dos hemisferios del cerebro del feto. Hasta ahora muchos estudios científicos establecían un vínculo entre el estrés materno y el peso de la criatura al nacer o el coeficiente intelectual más bajo que esta presentaba a lo largo de su vida. Ahora se piensa que el estrés maternal provoca estos otros trastornos en el recién nacido que se irán perfilando a lo largo de su niñez y juventud.

Sin embargo no debemos olvidar que sobre el tema de la hiperactividad no todos los médicos se ponen de acuerdo. No existe consenso ya que muchos piensan, junto los maestros, que el THDA, nombre científico para referirse al trastorno de la hiperactividad con déficit de atención, es un principio al que se recurre con demasiada frecuencia y que se abusa de él cuando nos encontramos con niños que simplemente lo que tienen es un mal comportamiento.

Aseguran estos especialistas que existen demasiados niños medicados por THDA cuando en realidad son niños que podríamos decir, y siempre por simplificar,  que en esencia son «maleducados».

Foto Vía.: woobebes.com

Print Friendly, PDF & Email



Tags: , ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top