Nuevos fines para los alimentos probióticos

Cepillo de dientes

No hay nada como aprender de los problemas que hemos tenido. Eso es lo que haremos en un futuro: aprender del comportamiento de los microbios que viven en nuestro organismo y así fabricar una pasta de dientes que, en un futuro, ayude a prevenir la caries o incluso, ¿por qué no?, en forma de pastilla que nos ayude a combatir el temido colesterol.

No olvidemos que los probióticos, esos alimentos, bebidas o suplementos dietéticos que contienen en su composición microbios vivos procedentes del cuerpo humano, ya nos ayudan y los harán, seguro más, en un futuro a diagnosticar y tratar enfermedades. Además seguro que esos complejos a base de tales bacterias pasarán a recetarse en las consultas de los médicos de todo el mundo.

Es, al menos, lo que aseguran científicos de la Universidad de Stanford (California) y de la Universidad de California en San Francisco. Lo hacen a través de un estudio titulado «Sanidad comunitaria: Oportunidades terapéuticas en el microbioma humana». En el estudio hablan de un futuro en el que los probióticos serán objeto de estudio y tratamiento por las farmacéuticas, evidentemente con un control exhaustivo por parte de los departamentos de Sanidad de los Estados.

Hablan también de otros usos de estos componentes probióticos. Por ejemplo en la fabricación de cremas para la piel y que ayuden a tratar las dermatitis atópicas o lo que antes hablábamos de crema de dientes que ayuden a poner freno a las caries.

En el mismo estudio aparece que los componentes microbianos de las heces, la orina, el esputo y las mucosidades cumplen las dos virtudes de una muestra diagnóstica: son fáciles de obtener y sostienen una cantidad de información molecular relevante para las enfermedades a tratar.

Los productos probióticos no han sido hasta ahora estudiados con rigor, aseguran en este estudio y aunque parecen tener un potencial claro como agentes terapéuticos, existen multitud de retos a la hora de establecer estándares claros que permitan su estudio en profundidad.

Foto vía: educima

Print Friendly, PDF & Email



Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top