Cerveza y fritos, aumento del riesgo de obesidad

comida frita

La nutrición guarda una estrecha relación con la salud, al punto de que la longevidad en algunos países como Grecia está garantizada por el consumo de una equilibrada dieta mediterránea, saludable y natural que dista mucho de lo que se come en otros países.

Es por eso que la Universidad de Navarra ha desarrollado un proyecto que buscaba dar con los hábitos alimenticios de los españoles. Con el nombre de SUN (Seguimiento Universidad de Navarra), el estudio fue muy profundo pues estudio los hábitos alimenticios de más de 9.000 graduados con una media de 38 años y durante los últimos seis años.

Así fue como se llegó a la conclusión que el consumo de alcohol –licores y cerveza- y de alimentos fritos aumentan los riesgos de obesidad. Lo que sorprende es que si se trata de consumo de vino tinto u otras bebidas el aumento de peso es menor.

Según los resultados, tanto hombres como mujeres sufrirían las consecuencias de estos productos pues no hay diferencias entre los sexos a la hora de hablar de aumento de peso. Más allá de las cuestiones estéticas, la obesidad se traduce en problemas de salud, con riesgo de desarrollar diabetes, problemas coronarios, colesterol, etc. Por otra parte, el consumo de alimentos fritos no es rico en vitaminas y minerales sino en grasas saturadas, sustancias poco nutritivas para el organismo.

De acuerdo a las recomendaciones de la doctora Carmen Sayón, del departamento de Medicina Preventiva de la Universidad de Navarra, lo ideal es consumir no más de dos raciones de alimentos fritos a la semana, siempre utilizando aceite de oliva virgen.

El consumo de alcohol tampoco aporta nutrientes, minerales o vitaminas por lo que debe ser moderado. A las mujeres se les recomienda no más de una copa al día y, en el caso de los hombres, la ración diaria es no más de dos copas. En cuanto al tipo de bebida alcohólica, el vino tinto es el aconsejado.

Las recomendaciones del proyecto SUN sientan precedente sobre los nuevos hábitos nutricionales de las personas. Cabe aclarar que se trata de un proyecto de envergadura en el que también colaboran varias universidades de España, como la de Cantabria y la de Las Palmas de Gran Canaria.

Foto Vía: ABC

Print Friendly, PDF & Email



Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top