Riesgo de accidentes cerebrovasculares en embarazadas

embarazo

Una nueva investigación salió a la luz y en esta ocasión hablaremos de las mujeres embarazadas quienes, de acuerdo al informe, en estos tiempos sufren de una mayor tasa de accidentes cerebrovasculares.

De acuerdo a la publicación, la tasa de accidente cerebrovascular o ictus ha aumentado en forma alarmante en los últimos doce años. Estos resultados surgieron luego de comparar las hospitalizaciones por accidente cerebrovascular en mujeres embarazadas en 2004 y luego en 2007. Así fue como se confirmó un aumento de un 54%, con 4.085 de hospitalizaciones por este motivo en 1994 y de 6.293 en 2007. Por entonces, los estudios no sólo estuvieron centrados en las mujeres embarazadas sino también en las que estaban de parto y en las que habían tenido un bebé poco tiempo atrás.

Según especialistas, los riesgos asociados a un accidente cerebrovascular están vinculados con la salud general de la paciente. Todo indica que hoy más mujeres embarazadas sufren estos accidentes porque ya tienen algún factor de riesgo como es el caso de la obesidad, la hipertensión crónica, la diabetes o algún tipo de enfermedad cardíaca congénita. Los riesgos de ictus se duplican durante el embarazo y cuando una mujer padece alguno de estos trastornos.

A la hora de desglosar los resultados surge que la tasa de hospitalizaciones por accidente cerebrovascular aumentó un 47% en el caso de mujeres embarazadas mientras que en mujeres puérperas, es decir aquéllas que han dado a luz hace menos de 12 semanas) la tasa de accidente cerebrovascular aumentó un 83%. Y luego tenemos a la franja de mujeres embarazadas y las que recién dieron a luz con edades entre los 25 y los 34 fueron. Este grupo fue hospitalizado con más frecuencia que las mujeres más jóvenes o más grandes.

La causa más común de ictus estuvo asociada a la presión arterial aunque se comprobaron diferencias entre 1994 y 2007. En 1994 el 11,3% de las mujeres embarazadas tenían presión alta antes del parto, un 23,4% en el caso de mujeres de parto o a punto de parir y 27,8% en mujeres puérperas. Aquellas que se encontraban a 12 semanas después del parto. Por el contrario, en 2007, la presión en mujeres embarazadas ascendió a un 17% de las embarazadas, un 28,5% de los que estaban en o cerca del parto, y un 40,9% si hablamos de mujeres puérperas.

Foto Vía: Blog Nutrición

Print Friendly, PDF & Email



Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top