El riesgo de las dietas sin control médico

bajar de peso

Las estadísticas no hablan bien de los españoles, al menos en materia de dietas saludables. El 68% de los españoles pone en riesgo su salud al intentar bajar de peso por su cuenta, sin el amparo de un especialista.

Los métodos son variados, desde saltearse las comidas, hasta realizar estrictas dietas del tipo “coma brócoli por tres días” o “tome sólo sopa durante 48 horas”. Las revistas nos hablan de dietas mágicas para bajar de peso rápido y sucede algo similar con los remedios caseros, los que se compran en Internet o los que son a base de hierbas y prometen maravillas en unos pocos días. Las cifras alertas: en España se gastan más de 2.000 millones de euros en estos remedios.

De acuerdo a la especialista Sara Jiménez, directora técnica de Nutrición Center, el mayor riesgo de adelgazar por nuestros propios medios está en sufrir carencias nutricionales. Por otra parte, podemos perder kilos de masa muscular y no de grasa, algo que sólo podemos saber si realizamos una consulta adecuada.

Las dietas rápidas no son saludables debido al cambio repentino. El metabolismo de cada persona está en juego mientras que aquéllas dietas basadas en la ingesta de un único alimento puede llevar a desequilibrios nutricionales. Pero eso no es todo, es común el efecto “yoyó”, es decir que se adelgaza con rapidez pero también se vuelve a subir de peso muy rápido. Esto es muy común en quienes realizan dietas sin estar debidamente asesorados.

Cuando una persona no se está alimentando correctamente comienzan los síntomas que van desde la irritabilidad hasta los trastornos de sueño o los cambios de humor, el cansancio, los mareos, el agotamiento, el mal aliento y la deshidratación. El cuadro puede derivar en anemia, bajada de azúcar, gran pérdida de minerales, riesgos para los riñones, etc.

Si se desea adelgazar es importante realizar una dieta supervisaba pues cada organismo es único y funciona en forma diferente. El especialista estudiará las características de cada persona para luego elaborar una dieta personalizada pensando en las necesidades y limitaciones de cada uno y en el metabolismo. El seguimiento es uno de los grandes ejes del asunto. Los buenos resultados dependen del control.

Por otra parte, el diálogo facilita el proceso pues el especialista conocerá nuestros gustos y elaborará una dieta específica que podamos seguir sin grandes contratiempos.

Print Friendly, PDF & Email



Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top