El efecto laxante del chicle

Chicles de colores

No sólo daña los dientes sino que hay otras consecuencias. Según explican los expertos, el consumo de chicle puede provocar algunos trastornos como diarreas diarias y pérdida de peso. La goma de mascar tiene un poderoso efecto laxante.

A esta conclusión llegó un grupo de médicos del centro Charité Universitätsmedizin de Berlín luego de recibir a dos pacientes que manifestaban los síntomas. Sometidos a pruebas diversas, los especialistas se debatían acerca de las posibles causas hasta que llegaron a la respuesta. El consumo excesivo de chicle producía los malestares.

Nada ocurrirá si lo mascamos alguna que otra vez, incluso varios días a la semana. Pero si el consumo se transforma en adicción, entonces aparecen los problemas. Estos pacientes consumían decenas de chicles a diario y así es como grandes cantidades de sorbitol ingresaba a sus organismos. El sorbitol pertenece a la familia de los alcoholes de azúcar y es un compuesto de los laxantes, aunque también reemplaza al azúcar en el caso de comidas sin azúcar.

Si bien el mundo científico conocía los efectos laxantes del sorbitol hasta que estos pacientes realizaron la consulta se desconocía su incidencia en la baja de peso. Los pacientes eran un hombre y una mujer que habían perdido 11 y 22 kilos respectivamente.

En el caso de la mujer, llevaba ocho meses con dolores de vientre y diarreas por lo que se le practicaron toda suerte de estudios: colonoscopia, gastroscopia, ultrasonidos y TAC. Como los resultados eran normales, se analizaron sus heces y entonces se descubrió la presencia de una sustancia purgante producto de los 14 a 16 chicles sin azúcar que mascaba a diario. El consumo de sorbitol entonces se elevaba a los 18-20 g.

En el caso del hombre, la experiencia fue similar aunque su situación era aún más extrema pues consumía unos 20 chicles sin azúcar y 200 g de golosinas que sumaban un total de 30 g de sorbitol diario. Ambos pacientes suspendieron el consumo y comenzaron una dieta libre. Muy pronto vieron los resultados. A los seis meses, el hombre había recuperado cinco kilos. En el caso de la mujer, un año después ya había subido siete kilos.

Si consumes una gran cantidad de goma de mascar, lo mejor será reducir su consumo. O, al menos, evitar reemplazar el chicle en forma continua, pues es cuando se produce el mayor consumo de sorbitol.

Imprimir

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top