Embarazo ectópico, causas y síntomas

embarazo ectopico

El embarazo ectópico es un problema común en el que el óvulo fertilizado se desarrolla en tejidos distintos a la pared del útero. Así, un embarazo ectópico puede alojarse en la trompa de Falopio, en el ovario o en el endometrio (embarazo eutópico). Es una anomalía durante el embarazo que debe vigilarse, pues lo cierto es que puede ser realmente peligrosa para la mujer  provocando incluso la muerte. Por tanto, si pensamos que podemos tener un embarazo ectópico, es necesario acudir con urgencia al hospital.

La mayoría de estos embarazos suceden por causas que obstaculizan o disminuyen el movimiento del óvulo a través de las trompas de Falopio hacia la matriz. Así, contar con un defecto congénito en las trompas, la cicatrización después de la ruptura de un apéndice, la endometriosis, antecedentes de embarazos ectópicos o la cicatrización por infecciones o cirugía en los órganos femeninos, son las principales causas de este tipo de embarazo.

No obstante, existen otros factores que pueden aumentar considerablemente el riesgo a este tipo de embarazo. Ser mayor de 35 años, quedarse embarazada usando el DIU, someterse a una cirugía para revertir la ligadura de trompas, tener múltiples compañeros sexuales, tratamientos de fertilidad o tener una ligadura de trompas son factores que pueden incrementar el riesgo.

Cabe destacar que se han dado casos de embarazos ectópicos incluso cuando la mujer ha tomado anticonceptivos. Suelen ser casos poco frecuentes. No obstante, ante la duda, es mejor acudir a un médico.

Síntomas del embarazo ectópico:

Los principales síntomas de un embarazo ectópico son un fuerte dolor, amenorrea y sangrado vaginal. Estos síntomas pueden aparecer desde las primeras semanas de embarazo, lo que nos indicará claramente que algo no va bien.

El dolor intenso suele ser abdominal. En ocasiones suele confundirse con cólicos. Para poder identificarlo bien debemos fijarnos en el lugar exacto del dolor. En un embarazo ectópico, normalmente el dolor se sitúa en la parte baja del abdomen, siendo este de gran intensidad.

Cabe destacar que no todas las mujeres presentan estos síntomas. Es posible experimentar otro tipo de síntomas, incluso los propios de un embarazo común, tales como nauseas o fatiga.

Foto vía: salud180.com

Print Friendly, PDF & Email



Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top