Hidratantes caseros para cuidar la piel

hidratantes naturales para la piel

El paso del tiempo y otros factores como el sol ya la contaminación pueden pasar factura a tu rostro. Aun así, el principal problema es la falta de hidratación, algo que poco a poco conseguirá que esas pequeñas líneas de expresión y posteriores arrugas empiecen a proliferar de forma más rápida. Afortunadamente existe un gran repertorio de cremas en el mercado que pueden ayudarnos a mantener una hidratación óptima en la piel. No obstante, queremos mostraros algunos hidratantes caseros para la piel de gran efectividad y fáciles de conseguir.

Muchos son los nutricionistas que se empeñan en decirnos que la leche no es tan sana para nuestro organismo como pensamos. Independientemente de su uso como alimento, lo cierto es que la leche se emplea muchísimo en los tratamientos de belleza actuales. Ya Cleopatra, como muchos sabéis, se daba sus baños de leche de burra. Algo que muchos veían como la fuente de su belleza.

– La leche contiene sustancias realmente beneficiosas para nuestra piel. Estas sustancias ayudan a exfoliar y regenerar las células, consiguiendo que nuestro cutis (así como otras partes del cuerpo) se vea joven y terso. Podemos usarla empapando un disco o una gasa con un poco de leche fría y colocándola en nuestro rostro durante 5 minutos.

– Por otra parte, los aceites naturales son muy beneficiosos para nuestra piel. El aceite de argán, por ejemplo, es una fuente de nutrientes ideal para conseguir un cutis totalmente revitalizado. No obstante, no todos contamos con aceite de argán en nuestra cocina. El aceite de oliva es más común e igual de efectivo. Este aceite contiene ácido linoleico, el cual creará una barrera en la piel y evitará que pierda humedad. Por tanto, esta solución puede ser realmente beneficiosa para las pieles más secas.

– El aguacate es otro hidratante natural para la piel a tener en cuenta. El aguacate es un alimento rico en sustancias fitoquímicas que ayudan a nuestro organismo a protegernos de los conocidos como radicales libres. Destacamos su alto contenido en ácido fólico así como vitamina C, B6, A y E, es decir, un cóctel nutritivo que ayudará a nuestra piel a verse muchísimo más hidratada y saludable.

– Y no podemos olvidarnos de la miel, que es un humectante natural con una amplia lista de propiedades para nuestra piel. Es antiséptico, anti-bacteriano, antiinflamatorio y además un excelente cicatrizante para la piel. Si queremos hidratar nuestra piel con miel, tan sólo tendremos que extender en nuestro rostro una capa muy fina. Sus propiedades nutritivas e hidratantes comenzarán a hacer efecto. Tras unos 15 minutos podremos retirarla con abundante agua.

Si bien es cierto que estos y otros alimentos recurrentes en nuestra cocina pueden ser excelentes hidratantes naturales, lo más importante es mantenernos hidratados durante todo el día. Para ello, es necesario no olvidar beber de 2 a 3 litros diarios.

Foto vía: mujer.linio.com.mx

Print Friendly, PDF & Email



Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top