La aspirina y las enfermedades cardiovasculares

aspirina

Seguro que más de uno ha escuchado eso de que una aspirina al día es bueno para prevenir ataques al corazón y otro tipo de problemas cardiovasculares. Pero parece que ahora el mito llega a su fin; y es que un Informe de la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos, señala que no es tan eficiente como se cree en personas que no han padecido algún tipo de problema cardiovascular y que además esa práctica puede aumentar el riesgo de sangrado en el estómago y en el cerebro.

El informe basado en un exhaustivo estudio, asegura que no se respalda el uso de aspirina como medicación preventiva en personas que no han tenido ataques cardiovasculares, aunque en el caso de personas con algún tipo de ataque previo la cosa cambia, pues al parecer estas aspirinas sí podrían tener algún tipo de efecto positivo.

Al parecer, este estudio fue solicitado por Bayer en 2003, que tenía la intención de incluir en la información del medicamento su uso preventivo. Así, tras esta solicitud, el organismo norteamericano se dispuso a realizar un estudio con más de 97.000 individuos durante años. Los resultados de este estudio no son lo que Bayer esperaba, pues lo cierto es que no se demuestra un beneficio significativo con la ingesta diaria de una aspirina en los casos en los que no se haya padecido ningún tipo de problema cardíaco previo. La farmacéutica tenía intención de incluir en su prospecto información sobre el uso de bajas dosis (de 75 y 325 miligramos al día), como método preventivo de infarto de miocardio, ACV o angina de pecho en personas que no han padecido esta dolencia pero que presentan cierto riesgo de hacerlo.

No sólo no podrá incorporar todo esto en su prospecto, es que además se encuentran con que los estudios realizados aseguran que con el consumo diario, hubo un incremento de eventos de sangrado en pacientes que recibieron aspirina en comparación con los que recibieron placebo. Se registraron así unos 116 casos de ACV hemorrágicos y 335 sangrados extracraneales.

Otros enlaces de interés:

Print Friendly, PDF & Email



Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top